En lo qué mantengamos nuestro enfoque es a eso a lo que le daremos nuestra atención,
Cuantos pensamientos en el día los dedicas realmente a ti, a tu persona, a tus asuntos, a ver cómo te sientes y qué necesitas tú, si la mayoría de tus pensamientos son dedicados a tú persona esto no es para ti pero si por el contrario la mayoría de tus pensamientos los dedicas a ver cómo está tu pareja, cómo están tus hijos o tus padres, incluso que hizo la vecina, entonces esto es para ti.
Reflexiona
¿Cuánto tiempo le dedicas a los demás, a lo que hagan o digan los demás?.
¿Cuánta energía pones en la vida de otro u otros?
¿Quién está viviendo tu vida?
Cada quien vive su vida como quiere o como puede según sus capacidades pero cuando tú atención y pensamientos están al cuidado de la vida de otr@ u otr@s es cuando descuidas tu vida porque tú no estás en ti, estás en otro lado descuidando lo qué realmente importa “tú vida”.
Ejemplos :
¿Cómo estará?
¿Que estará haciendo?
¿Que pensará?
¿Dónde estará?
Piénsalo, no crees que es absurdo que estés al pendiente de todos menos de ti, si inviertes tus pensamientos hacia ti cómo serían:
¿Cómo estoy?
¿Qué estoy pensando?
¿Qué voy a hacer?
¿A dónde quiero ir?
¿Cómo te suena esto? Muy diferente verdad, créeme no es por molestarte es simplemente por darte otra perspectiva de tu enfoque, para que estés más en ti y en cómo vives tú vida, al final del camino cada quien vivió cómo quiso, viviendo o mal viviendo o más bien mal gastado su vida y su tiempo junto con su energía, aclaró no con estar más pendiente de vivir tu vida te vas a volver un egoísta y vas a descuidar a tu pareja o familia, este consejo no es para caer en el extremo de que te valgan todos, es para que tú enfoque central este en vivir tú vida más placentera y satisfactoria sin dejar de dar amor y atención a tus seres queridos recuerda dar pero nunca descuidarte a ti, dijimos sin caer el los extremos, buscar un equilibrio lo más sano posible y dándote la oportunidad de vivir una vida satisfactoria y plena donde no te quedes con las ganas de hacer nada y por lo menos intentes todos los sueños que hayas tenido sin hacer.

Isis Reyes