Uno de los errores más comunes que puede cometer una persona es dejar de hacer su vida por otra persona y girar al rededor de la vida de alguien más, cada persona tiene una vida propia y cada quien es responsable de ella pero muchas veces el amor nos hace dar todo hasta nuestra vida para intentar complacer a alguien aunque esta persona no nos lo pida lo damos como muestra incondicional de amor, este comportamiento es más frecuente en las mujeres que en los hombres por su diferente manera de pensar.
Regálate la oportunidad de cuestionar tu comportamiento ver si realmente vale la pena regalar tu tiempo y dejar de hacer tu vida, con esto no digo que no te entregues al amor, todo se puede y puedes amar y ser tú misma sin dejar de crecer y realizarte como persona y como ser humano, quien en verdad te ame te aceptará tal cual eres y te impulsará a ser mejor y a realizar tus sueños.